Deja que tu vehículo te acompañe

Llevar nuestro vehículo con nosotros supone un ahorro y una comodidad muy importantes.

En el momento de organizar una mudanza o unas largas vacaciones, en lo primero que se piensa es en el alojamiento y el desplazamiento, tanto el nuestro propio como el de nuestras pertenencias.

Y entonces surge una pregunta, ¿cómo hago para trasladar mi vehículo hasta allí? La situación puede parecer mucho más complicada aún si además se trata de un destino internacional (ten en cuenta que el país de destino puede exigir una documentación concreta) o de una isla, en cuyo caso es evidente que hay que recurrir a una empresa de transporte.

Hay que mantener la calma, el transporte de vehículos no es tan difícil como parece. La solución está a unos cuantos clics. De forma cómoda y desde cualquier lugar se puede solicitar un presupuesto a una empresa de transportes profesional, quien además puede asesorarnos en cuanto a la documentación que es necesario tener gestionada, así como de la posibilidad de contratar un seguro extra.

Calcular el coste final

Cuando se toma la decisión de un traslado de residencia compensa dejar que una empresa profesional se haga cargo del transporte. Por más opciones que se lleguen a barajar, no siempre es viable realizar el viaje en el vehículo propio.

Hay que contar con el gasto de combustible, peajes, comidas y hoteles, lo que sumado al esfuerzo personal y el tiempo dedicado da un resultado en el que claramente compensa invertir en que un profesional que se dedique a transportar coches y al envio de motos nos haga el tránsito muy fácil.

La preocupación es otro coste que hay que sumar. La tranquilidad de dejar el vehículo en manos de una empresa profesional y seria puede ahorrar más de un disgusto. Vale la pena confiar en profesionales que entregarán el vehículo en perfecto estado, con facturas reglamentarias, y en la fecha y horario pactados.

Todo lo que necesitas para obtener un presupuesto

La información básica que requerirá la empresa para hacerte un presupuesto es el tipo, marca y modelo del vehículo, porque así podrán calcular las dimensiones y su peso y ofrecerte la mejor opción.

Y, por supuesto, el lugar de recogida y el punto de destino, puesto que la distancia será el indicador clave para calcular el coste. Un consejo: tener una cierta flexibilidad en cuanto a la fecha de recogida y entrega puede abaratar el coste. Por eso la planificación del transporte de coches es tan importante como la del traslado del resto de elementos.

El presupuesto no compromete y es mejor valorar diferentes opciones en un sector en el que hay mucha competencia. Pero en lo que no se debe regatear es en la seriedad de la empresa elegida.

Quizás no compense elegir un transportista que no ofrezca las garantías necesarias. Es normal tener dudas si no se ha tenido una experiencia similar anterior. Una empresa con alta profesionalidad demostrará que el procedimiento es mucho más sencillo y tranquilizador de lo que parece.

En caso de aceptar el presupuesto, para el momento del traslado, la empresa necesitará que el vehículo tenga la ITV en vigor, así como una copia de la ficha técnica del vehículo y del permiso de circulación.

La empresa no está obligada a responsabilizarse de las pertenencias

Un buen profesional se encargará de que el vehículo llegue en las mismas condiciones en las que se entregó y de que esté correctamente custodiado todo el trayecto.

No obstante, el concepto no incluye que el vehículo esté cargado con enseres que puedan ser susceptibles de deterioro. Recuerda que para transportar las pertenencias hay otras opciones.

En resúmen, vale la pena invertir en un transporte profesional y ahorrarse muchos quebraderos de cabeza.

Fuente: mensquare.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *